Reinventarse y adaptarse

Una mirada al Psicopedagog@ en
tiempos de pandemia

"La Psicopedagogía es la esperanza ante
las dificultades de aprender."

Este trabajo estuvo a cargo de las alumnas Aylen Oroná, Sara Cano, Tamara Serra, Denise Yurystyj, Julieta Gonzalez, Marisol Ayala, Guadalupe Acevedo Rodríguez, Elena dos Santos y María Angélica Fernández Silva con la orientación de la Profesora de la materia, María Isabel Moreno.

Reinventarse y adaptarse

El presente informe es un trabajo que se realizó para la materia Psicopedagogía del 1er año de la carrera. En un primer momento la intención de este trabajo era la práctica en la elaboración de entrevistas y conocer la función que realizan los Psicopedagogos en los diferentes campos laborales en los que se desempeñan. Pero al plantear esta actividad surgió además el interés por saber cómo se desenvolvieron las Psicopedagogas en su trabajo, en estos momentos de aislamiento social.

La intriga era ahora conocer qué hicieron las profesionales para poder continuar con los tratamientos y las consultas con sus pacientes en el contexto actual.

Herramientas y recursos utilizados

Utilizamos la técnica de la entrevista, con preguntas abiertas y cerradas.

Para la muestra, consultamos a diferentes Profesionales de la Psicopedagogía de la Provincia de Buenos Aires.

Las vías usadas para la comunicación y encuentros virtuales fueron: mail, chat y video llamadas de WhatsApp, zoom y comunicación telefónica.

Las hipótesis y nuestras preguntas

El primer interrogante fue conocer si contaban con conocimientos previos en el uso de la tecnología.

La intención de hacer esta pregunta era saber el nivel de conocimientos previos acerca de las TICS (Tecnologías de la información y la comunicación) que poseían las profesionales, con qué herramientas y destrezas contaban antes de comenzar con la comunicación y el trabajo online en el cual nos vimos todas envueltas.

Nosotras las alumnas y seguramente también les ha sucedido a las profesoras y los profesores, tuvimos que afrontar muchos desafíos en el manejo de las tecnologías y aprender el uso de las diferentes plataformas y medios de comunicación para continuar con las clases. Y esta pregunta estaba dirigida a eso, conocer si las profesionales se encontraron con las mismas dificultades que nosotras.

Otro interrogante que buscábamos disipar era cómo trabajaban en el consultorio con sus pacientes antes del aislamiento y los cambios que debieron realizar a partir de él. Nos preguntábamos si los cambios estarían relacionados con el encuadre, el tratamiento, los seguimientos, las herramientas, y que modificaciones tuvieron que realizar con sus pacientes. Esto era necesario consultar para nosotras, a fin de indagar sobre el compromiso del profesional, los esfuerzos y dificultades que se les presentaron.

Conjuntamente a estas preguntas de aspectos profesionales hemos realizado otras, dirigidas a conocer la relación del Psicopedagogo con sus pacientes y las Familias. Pero también nos preguntamos: ¿Cuál era el estado anímico de ellos, los pacientes y las familias?, ¿qué tipo de demandas y derivaciones recibían?, ¿cuál era el motivo de consulta, a partir del ASPO? ¿qué ventajas y desventajas surgieron en la modalidad de comunicación vía online?, ¿podría el trabajo a distancia ser una herramienta de trabajo a futuro, o consideraban continuar con la modalidad presencial?

El objetivo de estos planteamientos era de medir el nivel de desenvolvimiento, sentimientos de ansiedad y frustración, adaptación de los profesionales en el uso de las tecnologías y a las consultas por video llamadas.

A continuación, presentamos los resultados obtenidos.

Los Resultados

- ¿Cómo trabajaba (hasta fines del 2019, principios del 2020) en el consultorio con sus pacientes?

-De las respuestas dadas obtuvimos que todas las Psicopedagogas entrevistadas trabajaban en sus consultorios utilizando la modalidad de atención presencial. Sus sesiones tenían una duración de cincuenta minutos aproximadamente y se hacían de manera individual. En ocasiones organizaban talleres grupales, pero en su mayoría lo principal era trabajar individualmente. En dichas sesiones utilizaban diferentes recursos, materiales técnicos y didácticos, juegos y juguetes de acuerdo a cada situación.

- ¿Utilizaba tecnología? ¿De qué manera?, ¿qué recursos utilizaba?

- De esta pregunta recopilamos que las Psicopedagogas contaban con el uso y manejo de las tecnologías, pero era utilizada como medio de comunicación y no como método o herramienta para sus sesiones o tratamientos. La mayoría aplicaba el uso de la computadora como recurso de búsqueda de información, la Tablet para juegos online, lectura, videos o escuchar música, y el teléfono celular para la comunicación con las familias o los pacientes adolescentes y/o adultos.

- ¿Tenía experiencia en el uso de tecnologías?

- La mayoría de las Psicopedagogas entrevistadas contaban con la experiencia "básica" en el uso de las tecnologías. La práctica que tenían era en el armado de informes y en presentaciones que realizaban en PowerPoint, pero no más que eso. Respecto al uso de las tecnologías que se utiliza para la comunicación a distancia, no contaban con ninguna experiencia sobre ello. En general se observó que desconocían las aplicaciones como Zoom y Meet, entre otras

- ¿Qué cambios ha realizado desde el momento en que comenzó el aislamiento por COVID- 19?

- Numerosos fueron los cambios que tuvieron que hacer las psicopedagogas por el Coronavirus, "la adaptación por partes, de todo" en primera medida. El cambio más significativo y difícil para todas las entrevistadas fue pasar del uno a uno del consultorio a la modalidad virtual. También tuvieron que modificar la forma de comunicarse con los padres de los pacientes. Otras cosas que sufrieron cambios fueron las actividades que desarrollaban hasta ese momento ya que tuvieron que transformarse; el tiempo de trabajo en las sesiones debió acotarse, debido a que se les hacía imposible realizar en forma online las sesiones en el mismo tiempo (45/50 minutos), principalmente por el tiempo que los pacientes podían sostener con atención en cada encuentro.

- ¿Cómo trabaja ahora con sus pacientes? Recursos utilizados, estrategias, etc.

-Las respuestas a esta pregunta fueron variadas.

Si bien todas coincidieron en que utilizan video llamadas (por diferentes plataformas: Zoom, Meet, etc.), a la hora de armar su sesión hay enfoques distintos:

- Algunas, al pasar a la modalidad virtual decidieron realizar juegos con sus pacientes, ya que notaron que los niños están saturados de actividades escolares.

- Otras, se enfocaron en pasar los momentos de la llamada con los niños escuchándolos, acompañándolos, sosteniéndolos emocionalmente.

- Otro enfoque fue el de apoyar a los pacientes con los contenidos que recibían desde el colegio y realizar las tareas escolares con ellos.

- Algunas profesionales decidieron enviarles sus propias actividades y cuadernillos para continuar con el tratamiento que se venía realizando.

- ¿Qué cambios ha notado en cuanto al trabajo con sus pacientes?

-Uno de los puntos en que más coincidieron las Psicopedagogas entrevistadas, fue que lo que más les cuesta es que el paciente sostenga su atención durante la sesión de video llamada.

Comparten que, para los niños y adolescentes principalmente, la pantalla es considerada como un objeto de distracción, de juego, por lo que cuesta mucho encuadrar la sesión. El estar en sus casas hace que, gran parte de las sesiones, los pacientes ocupen ese tiempo para compartir con la psicopedagoga sus historias personales, recorrer su casa y mostrar sus pertenencias, sus juguetes, peluches y comentar lo que hicieron durante el día o la semana. Coinciden en que todos estos factores, hacen que la sesión misma tenga una corta duración y no se pueda sostener la continuidad tal como venían trabajando hasta el momento previo de la pandemia.

Algo que sostuvieron algunas de las Psicopedagogas también, es que notan a los pacientes más cansados y con mayores incertidumbres.

- ¿Cómo es ahora la relación con los pacientes y los Padres?

- Las profesionales cuentan que la relación con sus pacientes es absolutamente virtual y que tuvieron que dedicarles más tiempo a los padres. También cuentan que estos están más comprometidos, ya que ellos ahora recurren con más frecuencia que antes a las profesionales. En algunos casos se comunican por video llamada o comunicación telefónica para mantenerlos al tanto de cómo sus hijos van trabajando, y también necesitan contarles los sucesos de la semana para que ellas puedan orientarlos.

Algo que comentaban la mayoría de las entrevistadas es que en las sesiones con sus pacientes, en la actualidad, los padres son más partícipes y acompañan a sus hijos. Esto facilitó el trabajo en el caso de los niños pequeños, ayudando a que no se distraigan y se enfoquen en la actividad que ellas querían desarrollar.

La mayoría de las Psicopedagogas dicen que ahora las relaciones con los pacientes son más estrechas y personales.

- ¿Se han modificado los tiempos de su trabajo? ¿Cómo lo ha podido resolver?

-Refieren que se les incrementaron las horas de trabajo, que dedican mucho más tiempo para encontrar la forma de seguir trabajando. También organizar los horarios y las sesiones les lleva mayor cantidad de tiempo, pero además esta nueva modalidad de comunicación, les requiere dedicar mucho trabajo previo.

Algunas profesionales cuentan que también deben reorganizar los espacios en el hogar y los momentos, buscando que el paciente se sienta cómodo y adaptarse a los tiempos de las familias, horarios de trabajo de los padres o deben compartir los recursos tecnológicos con los demás integrantes de la casa.

- ¿Ha notado mayor ansiedad en los padres?

-La respuestas fueron variadas. Algunas profesionales dijeron que sí, otras que no y en algunos casos no hablaron de ansiedad sino de incertidumbre.

La mayoría cuenta que los padres están más ansiosos y preocupados, sobre todo con las tareas del colegio, eso los desborda. El reorganizarse con la escuela es lo que les genera mucha ansiedad.

Nos cuentan las entrevistadas que en algunos casos las familias se encuentran angustiadas, que al estar ellos más presentes en sus casas, notan y logran ver las dificultades de sus hijos, y es ahí cuando los padres recurren a las profesionales para que los ayude a organizarse, a contener a sus hijos y acompañarlos.

- ¿Recibe consultas por parte de los padres en cuanto a las tareas que los niños realizan en la escuela? ¿De qué tipo y por qué consultan?

- Refirieron que normalmente suelen recibir consultas por temas escolares, incluso fuera de la situación por la que estamos atravesando actualmente. En este momento las consultas suelen ser por el funcionamiento de las aulas virtuales, algunas veces por tareas "que los docentes no adaptaron" para un niño/a y también por la cantidad de tareas, situación que preocupa a los padres porque sus hijos no llegar a resolverlas en tiempo y forma.

- ¿Le resulta más sencillo trabajar con niños o adolescentes en este momento? ¿Por qué?

-La mayoría de las psicopedagogas entrevistadas no tienen una preferencia, indican que ambas etapas tienen sus diferencias y "su sabor especial". Comentan que con los niños se puede jugar y realizar sesiones más variadas y los adolescentes, suelen ser menos comprometidos, pero tienen una mayor autonomía, aportan alegría a las sesiones y es mayor el ida y vuelta en las videoconferencias de este momento.

- Ventajas y desventajas de la forma en que trabaja actualmente:

- Analizando las entrevistas sacamos en conclusión que las profesionales, en este contexto del aislamiento social, toman como ventajas que pueden estar en sus casas más tiempo y organizar mejor su rutina de trabajo. Vieron que el uso de nuevos dispositivos, computadoras y plataformas, etc., les genera curiosidad y deseos de aprender a los niños.

Algunas toman como una ventaja el acompañamiento de los padres, cosa que en el consultorio no lo hacen, pero otras lo ven como una desventaja, una intromisión, no tienen privacidad en la modalidad virtual con sus pacientes.

También, analizando la situación, observan que se encontraron con la necesidad de reinventarse, aprender, de explorar nuevas herramientas y estrategias para utilizar con los niños y adolescentes.

Y como última reflexión que se detectó en rangos generales, es que se vieron las profesionales con la necesidad de aprender, de formarse y "amigarse" con la tecnología y eso las favoreció porque adquirieron nuevos conocimientos.

Con respecto a las desventajas, refieren que son muchas: No siempre la señal de internet es buena, no todos podían conectarse, incluso algunas familias no cuentan con los recursos necesarios de conexión a internet o Wifi.

Otra cuestión tiene que ver con lo personal, les es fundamental el acercamiento, el contacto con el paciente, el poder observarlo, sostener la mirada, escucharlo, el poder observar su desenvolvimiento en el consultorio y ver qué es lo que más le cuesta, cuáles son sus fortalezas, el poder conversar sin que los padres intervengan; es decir que toman como esencial la privacidad en sus sesiones con el paciente.

Para ellas no es lo mismo trabajar desde una pantalla que en el consultorio, falta el juego, la interacción presencial- De esta manera, se les dificulta evaluar en forma fehaciente o utilizar los recursos necesarios para ciertas rehabilitaciones.

También vieron el tiempo reducido de las sesiones, en el consultorio duraban 45/50 minutos, ahora pueden llegar a durar entre 15 y 30 minutos, es difícil trabajar con niños a través de una pantalla. El encuadre se hace imposible y los padres no ayudan, son muy intrusos, se meten constantemente, no dejan pensar a sus hijos y contestan por ellos.

- ¿Considera que la modalidad de trabajo actual podría seguir utilizándola en su trabajo una vez que pueda volver a trabajar en el consultorio, realizando por ejemplo un mix de sesiones algunas presenciales y otras vía online?

- Consideran que la modalidad de trabajo actual podría seguir utilizándola, pero lo presencial prevalecerá, más con niños, porque el trabajo en el consultorio es fundamental, permite utilizar diversos materiales de juego y de estimulación, fundamentales en las etapas de diagnóstico y tratamiento.

Los niños al consultorio lo consideran como un espacio donde ellos y el profesional están solos, tienen su privacidad, cuentan sobre sus cosas, exploran, lloran, ríen, y eso no siempre es imposible a través de lo virtual.

Observan que con pacientes adultos las sesiones on-line se dan de manera más natural, aunque muchos también manifiestan que extrañan el consultorio y el contacto personal. En conclusión, optan por incorporar el uso de las tecnologías en el consultorio como recurso que se podría utilizar para las reuniones ya sea con la familia, la escuela y con otros profesionales.

A modo de conclusión

Las conclusiones que hemos obtenido del aspecto laboral de los profesionales confirmaron nuestras hipótesis, han sufrido grandes cambios.

Todas las profesionales antes de la pandemia trabajaban en sesiones presenciales, en su mayoría individuales, con una duración promedio de 50 minutos. Poseían un manejo básico del uso de las computadoras, las utilizaban para cosas básicas y de la vida cotidiana, vida cotidiana pre-pandemia. Tuvieron que afrontar muchos desafíos, readaptarse y aprender, como por ejemplo a utilizar las aplicaciones para realizar la comunicación con sus pacientes y las familias.

Vimos también que tuvieron que reducir la duración de sus sesiones, readaptar sus actividades o incluso dejarlas de lado y dedicarse a escuchar a sus pacientes, acompañarlos y sostenerlos emocionalmente porque han notado saturados a los chicos con las tareas escolares, y los estados de ánimo que variaban a lo largo del tiempo en las familias.

Al encontrarnos en el octavo mes de aislamiento social, la predisposición, el interés y los ánimos fueron variando, tanto de los padres, de los pacientes y de los profesionales, arrojando un abanico de posibilidades.

Pudimos ver que todos se enfrentaron con variadas dificultades al momento de adaptarse al uso de las TICS. Tuvieron que adaptarse a las nuevas circunstancias. Debieron modificar por completo la forma que conocían de trabajar y desenvolverse en sus actividades. Los Profesionales han dedicado mucho más tiempo a la planificación, al preparado de las sesiones, han tenido que involucrar su espacio personal, sus hogares en su trabajo. Por lo tanto, se puede ver que el compromiso de los profesionales ha sido grande, pleno e importante. Han tenido un arduo trabajo y mucha dedicación a sus pacientes.

Y con respecto al objetivo de comparar las situaciones con las que nos encontramos, tanto nosotras como las profesionales, podemos decir que todas pasamos por las mismas situaciónes. Vivimos momentos de incertidumbre, frustraciones, pero finalmente aprendimos y nos adaptamos. Tanto para las entrevistadas como para nosotras, esto fue considerado como una ventaja, compartimos esa mirada. Pero más que una ventaja fue una concientización, nos mostró que tenemos que estar abiertas al cambio en todo momento no solo por circunstancias excepcionales sino constantemente, porque es saludable, porque nos proporciona nuevas y creativas formas de trabajar, de relacionarnos con la gente y nos impulsa a crecer.

Para finalizar queremos compartir una frase de Benjamín Franklin que dice "Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo".

Coincidimos con B. Franklin en que hay que involucrarse para aprender, para mejorar y crecer, tanto personalmente como profesionalmente. Tomemos este momento de la historia como un momento para crecer como personas y unirnos más como sociedad.


Agradecimientos

Agradecemos a todos los miembros del Nivel Terciario del "Instituto San José de Calasanz" y en especial a las Docentes que nos acompañaron este año atípico.



Alumnas de 1° Año de la carrera de Psicopedagogía

Aylen Oroná, Sara Cano, Tamara Serra, Denise Yurystyj, Julieta Gonzalez, Marisol Ayala, Guadalupe Acevedo Rodríguez, Elena dos Santos y María Angélica Fernández Silva.

Materia: Psicopedagogía

Profesora a cargo: María Isabel Moreno